servidor NAS

Servidor NAS, qué es y porqué debes tener uno en tu empresa

Un anillo para gobernarlos a todos o, en el caso de los datos de tu empresa, un servidor en red para gestionar de forma centralizada todos los datos que generen tus trabajadores sobre tus clientes.

Esto tiene grandes ventajas sobre una gestión en local de los datos de cada trabajador, con carpetas compartidas. Pero antes de adelantar acontecimientos explicándolas, veamos de qué se trata.

Qué es un servidor NAS

Un NAS (Network Attached Storage) no es más que un hardware determinado que puede adoptar el formato de un servidor de aspecto convencional, o bien de una appliance de hardware dedicada, y cuyo cometido es única y exclusivamente el almacenamiento de archivos para servirlos a los usuarios que los necesiten.

No es, en cualquier caso, un tipo de almacenamiento exclusivo para la realización de copias de seguridad, sino que sirve en el trabajo diario como almacén de los datos que se utilizan para trabajar de forma continua.

Al ser un dispositivo específico, incluye capacidades dedicadas que mejoran el almacenamiento y funcionalidades exclusivas que lo dotan de ciertas ventajas, las cuales examinamos a continuación.

Únete a nuestra comunidad de empresas seguras

Haz nuestro test de seguridad informática Gratuito y descubre los puntos débiles de acceso a tu negocio

Comodidad y flexibilidad

En primer lugar, podemos irnos olvidando de almacenar los archivos en local, compartir carpetas y establecer políticas en cada ordenador de cada trabajador para lo que puede o no puede compartir, evitando también el intercambio de mensajes entre trabajadores para que pongan tales o cuales datos compartidos.

Con la instalación de un servidor NAS y el establecimiento de una serie de políticas comunes, ya tendremos el tema solucionado, permitiendo que nuestros trabajadores se centren cada uno en sus objetivos y dejen de perder el tiempo en nimiedades que dificultan su trabajo.

Compatible con cualquier sistema operativo

¿Tu empresa utiliza ordenadores PC con Windows? (que es el caso más habitual) ¿o bien Mac? ¿o incluso eres de los que utiliza Linux o cualquier otra plataforma de software libre? Deja de buscar soluciones de almacenamiento compatibles con tus sistemas, pues un servidor NAS lo es con todos.

O, hablando con mayor propiedad, es “independiente de plataforma”, ya que el acceso y la gestión de los archivos se realiza mediante protocolos estándares, la mayor parte de ellos de acceso libre y que, por lo tanto, están implementados en todas las plataformas, desde las comerciales hasta las libres y gratuitas.

Esto incluso facilita la mezcla de diversos ordenadores de fabricantes distintos, con sistemas operativos diferentes; así, por ejemplo, podremos tener Mac para el diseño gráfico y Windows para los administrativos, mientras que los servidores van con Linux.

Velocidad

Preparado para soportar los accesos concurrentes de varios usuarios, un servidor NAS es siempre una opción que proporciona una mayor velocidad que cualquier disco duro conectado por USB a un ordenador y compartido en red.

Las unidades NAS de RCG Comunicaciones cuentan con al menos dos puertos de red de alta velocidad, pudiendo ampliarse según tus necesidades, incluso con tarjetas de fibra a 10G.

Mayor seguridad

Las funcionalidades y facilidades de seguridad que aporta un servidor NAS son múltiples; en primer lugar, tenemos que constituye una arquitectura de hardware dedicada, la cual podemos implementar con una serie de subsistemas redundantes que aseguren la continuidad de servicio del hardware.

El sistema de ficheros de las unidades permite guardar copias  de los archivos, de forma que si accidentalmente borramos uno o queremos recuperar una versión anterior, podemos hacerlo sin problemas.

Además, los sistemas NAS de RCG Comunicaciones permiten la realización automática de copias de seguridad cada hora, con lo cual contaremos con versiones altamente actualizadas de nuestros documentos corporativos si sufrimos algún percance durante su edición.

Un sistema NAS dedicado puede utilizar una arquitectura RAID que permita la redundancia de los discos, esto es, que los datos estén no solo en un disco duro, sino en dos por lo menos, de forma que si uno de los discos se estropea, el otro mantiene la copia a buen recaudo.

Además, estos discos pueden cambiarse “en caliente”, lo que significa que no deberemos parar el servidor para hacerlo, consiguiendo con ello que no se pare la actividad de la empresa en ningún momento, incluso cuando suframos un incidente, que los trabajadores ni siquiera notarán.

Otra funcionalidad de seguridad que nos facilita el disponer de servidor de almacenamiento NAS que centralice los datos de nuestra empresa es la realización de backups.

Si tenemos los datos distribuidos entre varios ordenadores o sistemas de almacenamiento, la realización de la copia de seguridad se vuelve más complicada; siempre tenemos algún trabajador que se deja su ordenador apagado (con lo cual es imposible acceder a su disco duro y, por lo tanto, a los archivos que queremos copiar), siempre surge algún problema de conexión con uno de los dispositivos, cuando no es que la velocidad es demasiado lenta para que la copia sea realizada con la celeridad requerida.

Centralizando los datos de nuestra empresa en un servidor NAS nos aseguramos que la copia de seguridad sea rápida y eficiente, pudiendo enviarla fácilmente a la nube para una mayor seguridad y disponibilidad de nuestros datos.

Escalable

Un NAS puede integrarse fácilmente en una red SAN (Storage Area Network, Red de Área de Almacenamiento), formando parte de un sistema de mayor tamaño, sectorizando el almacenamiento por departamentos o, incluso, por empresas si hablamos de oficinas compartidas.

Y esta escalabilidad se realiza de forma transparente, sin parar la actividad de los trabajadores en ningún momento, garantizando con ello la continuidad del negocio sin pérdidas económicas por el parón de la actividad.

Migrar ya tiene ventajas

La migración cuesta tiempo y dinero, y eso es válido para cualquier sistema, si, incluidos los NAS. Pero, una vez realizada, recuperamos el tiempo perdido y ganamos dinero gracias al aprovechamiento más eficiente de las horas de trabajo y los recursos. Es como cambiarnos a un coche más rápido para continuar la carrera.

Las soluciones de RCG Comunicaciones, englobadas en RCG NAS, se adaptan, gracias a sus múltiples configuraciones, al volumen de tu empresa,utilizando unidades de almacenamiento SSD para ofrecer el mejor rendimiento y mayor velocidad.

Equilibran la carga de trabajo para evitar los cuellos de botella que retrasen el trabajo y afecten a la disponibilidad de los archivos, y se integran con las demás soluciones de la empresa, RCG Firewall y RCG Backup.

Deja un comentario