infraestructura informática

Cómo aumentar el rendimiento de tu infraestructura informática

No solo desde el punto de vista  del consumidor, también a escala empresarial, se antoja imprescindible el uso de las tecnologías porque se profundiza la necesidad de optimizar los procesos de producción, reorganizar los métodos de gestión e invertir en recursos técnicos que permitan explorar nuevas oportunidades para garantizar el rendimiento de la infraestructura informática que redunda en el rendimiento empresarial.

Esta época dorada de la tecnología se caracteriza por el carácter prácticamente obligatorio  de la adaptación o transición digital. Por eso los empresarios se esfuerzan por usar la nube como un espacio para brindar soluciones de negocio y exista la tendencia entre los trabajadores de llevar a la oficina dispositivos personales para gestionar con agilidad el correo electrónico corporativo e incrementar el trabajo en equipo.

Llamamos infraestructura informática al conjunto de software y hardware sobre el que se soportan los servicios de una organización para responder eficientemente a las necesidades de los consumidores, actualizar los planes de control o supervisión y optimizar la cooperación con proveedores y clientes. Este conjunto de medios técnicos, como las redes o líneas de comunicación, son la nueva prioridad de las compañías.

De manera que los gerentes o administradores IT están invirtiendo tanto en software de sistemas o aplicaciones de ámbito general como en sistemas operativos o programas de computación para ampliar el margen de acción, asegurando que no se comprometa la productividad de la empresa ni siquiera en cambios repentinos del entorno. A continuación, te ofrecemos una serie de recomendaciones para aumentar este rendimiento.

Recomendaciones para aumentar el rendimiento de tu infraestructura informática

Afortunadamente contamos con especialistas en optimización de las comunicaciones para facilitar la gestión de la infraestructura informática en un primer nivel operativo de monitoreo o resolución de problemas, en un segundo nivel funcional de cambios e implementación, y en un tercer nivel estratégico de planificación y control. En primer lugar, estos procesos básicos de gestión deben ser optimizados si realmente se quiere un sistema de alto rendimiento.

Únete a nuestra comunidad de empresas seguras

Haz nuestro test de seguridad informática Gratuito y descubre los puntos débiles de acceso a tu negocio

La planificación, los proyectos de mejora y el monitoreo son solo algunos de los procesos que forman parte de la gestión y que deben ser adaptados según las necesidades de la organización en cuestión. La gestión de incidentes, de problemas, de cambios, de configuración, de parches, de capacidad, de proveedores, de seguridad, de continuidad del servicio y de niveles de servicio debe entonces adaptarse a la compañía.

Obviamente, al modernizar tanto los servidores como las redes y los sistemas de almacenamiento se está apostando por un sistema rápido en materia de procesamiento o transferencia, pero son muchas las variables que deben tomarse en cuenta al momento de aumentar el rendimiento de la infraestructura informática. De hecho, seleccionar rigurosamente la tecnología que se empleará sienta las bases del rendimiento venidero.

Se debe considerar igualmente que la plataforma tecnológica sea un entorno de trabajo colaborativo, capaz de definir reglas e integrar otras aplicaciones a través de una gestión de usuarios controlada por roles para establecer distintos niveles de acceso a la información según el usuario. El rendimiento de la infraestructura pasa precisamente por estos criterios internacionales de usabilidad.

Asimismo, se espera buen rendimiento cuando se implanta correctamente la novedad tecnológica para alinearla de forma estratégica. De manera que al disponer los instrumentos y la visión de trabajo se descentraliza la gestión, se centraliza el control y viene el momento de detectar puntos débiles en cuanto al rendimiento de la infraestructura informática para contrarrestar los problemas a tiempo.

Frente a un problema de rendimiento lo que se estila es ampliar el hardware, realizar mejoras estructurales en la topología de red o en la carga de los servicios críticos, optimizar el servicio con una mejor configuración del software y estandarizar en todo caso las operaciones que son constantes. Automatizados correctamente los procesos, aumentará tanto la productividad y seguridad como las ventas.

En específico, lo recomendable es crear de la mano de una consultoría IT una hoja de ruta personalizada con el fin de mejorar el rendimiento en los sistemas de información a través de comunicaciones eficientes. Con este plan de acción adaptado a las necesidades corporativas se identifica la metodología que debe emplearse en el caso planteado, se precisa cuál es el camino más seguro para la (re) adaptación.

También es recomendable aumentar el rendimiento de las comunicaciones optimizando el acceso a la red con un cortafuegos robusto. Al blindar la red de accesos no autorizados no solo se gana protección o seguridad sino también rapidez y fluidez en los procedimientos habituales. Se asegura la confidencialidad en las transmisiones, se gestionan múltiples conexiones y se integran otros mecanismos de rendimiento.

Otra recomendación es poner a salvo los datos más importantes de la compañía mediante una copia de seguridad o sistema de respaldos automáticos en la nube. Se restaura fácilmente y logras reducir el tiempo de copia. Saber cómo aumentar el rendimiento de tu infraestructura informática es conocer esta tecnología incremental por bloques que únicamente actualiza las partes modificadas.

Por último, otra solución  es optimizar el acceso a los datos y simplificar los procesos manteniendo actualizados los respaldos con servidores NAS. Con esta tecnología se centralizan tus archivos y se minimizan los riesgos, un mejor almacenamiento se traduce en un más alto rendimiento de los servidores y de los sistemas en general que se han convertido en el soporte que da vida a las organizaciones.

En resumen:

Estas son las medidas que recomendamos en caso de querer acrecentar el desempeño de los sistemas:

– Solicitar la asistencia de una consultoría que brinde un acompañamiento asertivo en el diseño de una hoja de ruta que regule la gestión IT, la selección de las adquisiciones tecnológicas y la inserción de las mismas en consonancia con las particularidades del caso.

– Instalar un cortafuegos o firewall, dispositivo configurado para filtrar las operaciones y así depurar los procesos.

– Hacer uso de una copia de seguridad o backup, copia de respaldo de datos originales para recuperarlos en caso de pérdida.

– Aumentar el rendimiento de tu infraestructura informática mediante un almacenamiento conectado en red o Network Attached Storage (NAS)

Deja un comentario