copia de seguridad incremental

Copia de seguridad incremental, ¿es la mejor opción para tu empresa?

Estoy seguro que a la hora de hacer tus copias de seguridad has notado como el tamaño del backup aumenta día a día de forma inexorable, por eso te preguntas si deberías utilizar una copia de seguridad incremental.

Tu respaldo no sólo acaba ocupando más espacio y recursos sino que además tarda más tiempo en crearse.

De ahí la idea de usar una copia de seguridad incremental.

Una copia que solo graba los últimos cambios realizados en tus archivos y documentos.

Es un hecho que cada vez gestionamos mayores volúmenes de datos. Pero lo ideal es evitar sobrecargar los sistemas y realizar las mismas tareas en un menor tiempo. Por eso hoy te voy a contar en qué consiste una copia de seguridad incremental y sus diferencias con otros tipos de respaldos.

Únete a nuestra comunidad de empresas seguras

Haz nuestro test de seguridad informática Gratuito y descubre los puntos débiles de acceso a tu negocio

Tipos de copias de seguridad

Independientemente de la tecnología y del software de backup que se utilice, existen varios tipos de copias de seguridad, entre ellos los más comunes son:

  • Copia de seguridad completa
  • Copia de seguridad diferencial
  • Copia de seguridad incremental

Pero, además de los nombrados, yo quiero hablarte también de los siguientes sistemas que igual desconocías:

  • Copia de seguridad incremental a nivel de bloque
  • Snapshot del sistema de ficheros

Copia de seguridad completa

La copia completa, como su nombre indica, consiste en realizar una copia de todos los archivos tal y como estaban en el origen.

Al disponer de todos los datos en un único sitio, la recuperación será muy rápida, pero el proceso de backup, lleva más tiempo que en otros tipos de copia de seguridad y si almacenamos varias versiones, necesitaremos un espacio de almacenamiento mayor.

Copia de seguridad diferencial

La copia diferencial (o diferencial acumulativa), primero realiza una copia completa y posteriormente, sólo copia los ficheros que han sido creados o modificados desde la última copia completa realizada.

Esto supone una serie de ventajas, pero también de desventajas.

Ventajas de las copias de seguridad diferenciales, ya sean acumulativas o de copia de seguridad incremental:

  • Reducción de los datos a copiar, lo cual reducirá a su vez el espacio necesario.
  • Reducción del ancho de banda si las copias se realizan en remoto.
  • Reducción del tiempo de copia.

Desventajas de la copias de seguridad diferenciales:

La restauración es más lenta, necesitaremos la última copia completa y la copia diferencial de la fecha que queremos recuperar.

Copia de seguridad incremental

La copia de seguridad incremental (o diferencial incremental), es similar a la copia diferencial, pero más avanzada, tan sólo copia los ficheros que han sido creados o modificados desde la última copia, ya sea completa o incremental.

Frente a la copia de seguridad diferencial acumulativa, reduce el espacio y el tiempo necesarios, pero en caso de recuperación, necesitaremos la última copia completa y todas las copias incrementales desde la misma, hasta la fecha que queremos recuperar.

Copia de seguridad incremental a nivel de bloque

La copia incremental a nivel de bloque, va un paso más en la optimización de la copia incremental, en el caso de la modificación de un archivo desde la última copia, en vez de enviar el archivo completo, tan sólo se transfieren las partes del archivo modificadas.

Como es lógico, en caso de realizar las copias en remoto, en comparación con la copia incremental convencional, sobretodo si tenemos archivos de gran tamaño, conseguiremos:

  • Reducción del ancho de banda de transmisión.
  • Reducción del tiempo de copia.

Pero, en caso de realizar las copas en local, el tiempo invertido en comparar los archivos a nivel de bloque, muchas veces no compensa frente al tiempo en enviar el archivo completo.

Snapshot del sistema de archivos

Un Snapshot (o instantánea), sirve para tomar una foto del estado actual de un disco virtual, una base de datos o un sistema de archivos, es decir, un registro de los cambios frente al original.

Parece la solución perfecta, pero es importante aclarar que no siempre nos valdrán como copias de respaldo o backups, ya que en algunos casos, nos permitirán volver al punto guardado, pero no acceder a la versión deseada de un archivo o restaurar parcialmente la copia.

El sistema de archivos ZFS de Oracle, del cual hablaré en otro artículo más detenidamente, no sobrescribe los datos, de forma que para crear un snapshot, basta con no liberar los bloques utilizados por versiones antiguas de los datos.

De manera que solo accedes a una copia de “sólo lectura” de la versión de los archivos en dicho momento.

Las ventajas del snapshot frente a los sistemas de copias de seguridad tradicionales son:

  • Creación prácticamente inmediata.
  • No consume apenas recursos, con lo cual, podemos realizarlas en cualquier momento sin afectar al rendimiento del servidor.
  • Mayor eficiencia desde el punto de vista del espacio, pues comparten los datos sin modificar con el sistema de ficheros.
  • El tiempo de recuperación es inmediato, tendremos acceso a una copia exacta del sistema de archivos de la fecha que queremos recuperar.

Además, en el caso de desear sincronizar con una copia en remoto, podrás enviar un archivo con las diferencias entre dos snapshots de forma que reduces el ancho de banda y el tiempo necesarios.

Sin embargo este sistema no es tan eficaz como sincronizar las copias mediante un sistema incremental a nivel de bloque.

¿Son las copias de seguridad incrementales tu mejor opción?

Como ya te he explicado, las copias de seguridad incrementales, sólo realizan una copia de los datos que han cambiado desde la último backup que has realizado, pero siempre necesitan realizar esa primera copia total, es más, en las estrategias tradicionales de copias de seguridad, normalmente utiliza uno de los enfoques siguientes:

  • Completo diario
  • Completo semanal + Diferencial diario
  • Completo semanal + Incremental diario

En la elección de la estrategia de backup óptima, cada alternativa tiene sus pros y sus contras en coste, espacio, tiempo y recursos consumidos.

Como ya hemos visto, el sistema de Snapshots del sistema de ficheros, tiene las ventajas de las copias totales y mejora las ventajas de las copias diferenciales, eliminando sus inconvenientes.

Rubén, has dicho antes que la copia incremental a nivel de bloque es más eficaz que enviar el diferencial entre dos Snapshots,  entonces… ¿Cuál me  recomiendas?

Sigue leyendo y tendrás tu respuesta.

Cuál es la mejor solución de copia de seguridad

La respuesta a esta pregunta es que depende.

Depende de tu situación, de la de tu empresa y de tus objetivos.

Antes de decidir el tipo de backup, la periodicidad y la retención de las copias, deberemos determinar los siguientes puntos:

  • De qué se debe hacer backup y cuales son los recursos más críticos.
  • Los costes de las posibles pérdidas de datos y el coste del sistema de backups
  • Dónde se guardarán las copias
  • Un protocolo ante la pérdida de la información.

Una vez hecho esto te recomiendo seguir las siguientes pautas con tus copias de seguridad :

¿Dónde se deberían albergar los datos?

Lo aconsejable es trabajar con los datos centralizados en un servidor, NAS o SAN, que a ser posible, nos ofrezca tolerancia a fallos hardware, como sistemas RAID o incluso sistemas de alta disponibilidad (HA).

Esto aumentará la solvencia del sistema.

¿Qué tipo de backup nos conviene realizar?

Es recomendable disponer de backup locales y backups remotos, para que en caso de desastre total, no perdamos los recursos más críticos.

Por ello, dependiendo del destino, haz lo siguiente:

  • Para las copias locales, en el caso de disponer de un sistema que lo soporte, la mejor opción, es realizar Snapshots.
  • Para las copias remotas, tanto en otra sede como en un servicio online, el mejor sistema es el incremental a nivel de bloque.

¿Cuál es la periodicidad y retención ideales?

Para los backups locales, mi recomendación es realizar Snapshots cada hora y mantener 24 copias horarias, 15 diarias, 8 semanales y 12 mensuales, de esta manera, podremos recuperar rápidamente la versión deseada de cualquier archivo borrado o sobreescrito por error.

Para los backups remotos, mi recomendación es realizarlos cada día, preferiblemente por la noche para repercutir lo menos posible en los demás servicios.

Sobre cuantas versiones es recomendable guardar en remoto, dependerá de cuánto espacio tengamos disponible o contratado, de lo que ocupen nuestros recursos críticos y su tasa de variación entre copias.

A nuestros clientes, por defecto les configuramos para que se mantengan 15 diarias y 12 mensuales.

Si el sistema nos lo permite, considero que es mejor realizar la copia incremental sobreescribiendo la versión anterior y realizar Snapshots diarios en el destino, que realizar las copias en carpetas diferentes.

¿Cuáles son los puntos a tener en cuenta a la hora de contratar un servicio de backup remoto?

El primero y más importante es que nos ofrezca confianza.

Lo siguientes puntos son también imprescindibles:

  • Permita automatizar la tarea.
  • Permita realizar el backup mediante un túnel seguro o mediante una VPN.
  • Disponga de un sistema seguro, sencillo y rápido de recuperar los datos.
  • Disponga de avisos en caso de error en el backup.
  • Soporte backups incrementales.
  • Permita la copia de archivos en uso.

Puestos a pedir, sería aconsejable que soporte:

  • Backups incrementales a nivel de bloque.
  • Snapshots y permita configurar cuando se realizan y su retención.

A pesar de que el servicio de backup-online contratado, sea de nuestra confianza, estaremos más tranquilos si encriptamos nuestra información antes de enviarla.

En este punto, también es importante disponer de un sistema incremental, es decir, que encripte sólo los datos modificados.

Y además, ten en cuenta que este debe ser compatible con nuestro sistema de backup incremental.

Conclusiones

Como ves, lo relevante a la hora de hablar de respaldos, no es tanto el tipo de copia de seguridad que empleamos, sino más bien el sistema en su conjunto.

Espero que este artículo te haya hecho replantearte si tu política de copias de seguridad está optimizada pero sobretodo de la importancia de disponer un backup que te permita recuperar la versión de tus datos en el punto justo donde los necesitas.

Es la mejor manera de evitar situaciones desagradables, pérdidas de información sensible, tiempo y dinero.

Así que no te olvides de contar con una política de respaldos bien optimizada, revisarla si es necesario y emplear una copia de seguridad incremental cuando sea necesario.

Deja un comentario